Como parte de una vida plena, la Biblia enseña que la iglesia se organiza y existe para que el creyente implemente los dones espirituales dados por El Espíritu Santo (1 Pedro 4:10). Estos dones hacen que la iglesia se mueva poderosamente en el Reino de Dios. GBC le ofrece la oportunidad de crecer y de convertirse, de un simple asistente, a un instrumento de la gracia de Dios.

CRECIENDO EN LA PALABRA
CRECIENDO EN LA FAMILIA